Nos quitaron el cine, vecina

Share
Print Friendly, PDF & Email

Nos quitaron el cine, vecina. Acabábamos de tensar la pantalla y ya llegaba el primer coche de policía con cuyos agentes estuvimos charlando para entender algo de lo que pasaba sin mucha suerte. Que habían recibido la queja de una vecina, que estábamos utilizando unos árboles que son propiedad privada, que ellos -y los compañeros que iban llegando, lechera incluida- solo estaban trabajando, que si queremos más información la busquemos en una ordenanza que está colgada en internet y de acuerdo a la cual no habíamos pedido el correspondiente permiso, para terminar diciendo que lo que estábamos haciendo NO ERA NORMAL.

¿QUÉ no es normal? ¿que las vecinas disfrutemos de un parque público? ¿que hagamos sesiones de cine de verano gratuitas? ¿que no pidamos permiso para utilizar un espacio que es nuestro? ¿¡¿O es que no es nuestro?!? ¿quién ha decidido esto y cuándo? ¿y por qué no nos han preguntado? ¿para qué se supone que es normal pedir permiso según sus leyes? ¿alguien sabe proyectar con hologramas, o también los átomos del parque tienen dueño? ¿es normal que por una supuesta queja vecinal se presenten cuatro coches patrulla y una lechera?

El extravagante despliegue policial de anoche fue ridículo y nos puso de golpe frente a nuestros molinos de viento intangibles: la fuerza y la burocracia frente a la razón y la coherencia. Redefiniendo coherencia en improvisada y urgente reunión nocturna de la Real Academia Arganzuelesca como la capacidad de asumir errores y contradicciones. Cuestionamos la validez de una ordenanza incoherente -sita en algún lugar de internet, de cuyo nombre los agentes no quisieron acordarse- incapaz de adaptarse a la realidad y que genera situaciones tan grotescas como la de ayer. Porque hasta donde nuestro conocimiento alcanza, un cine de verano ES LO NORMAL en verano. Aunque según sus ordenanzas haya que pedir permiso, cosa que nos hemos saltado muy conscientemente porque entendemos que parte de la lucha es reapropiarse de la espontaneidad para organizar actividades perfectamente cuidadosas con el entorno y las vecinas y también de nuestro espacio porque ¿quién nos dice, si seguimos así, que no terminemos por tener que pedir una autorización para bajar a la calle? ¿para dar un paseo? ¿para respirar en tu parcela asignada de aire? ¿tendremos que informar, según alguna ordenanza misteriosa, de nuestras idas y venidas al baño?

¿O es que tan peligroso es transmitir ideas?

Afortunadamente, y como las ganas pueden frente a todo, esto no ha hecho más que avivar la llama: seguiremos reclamando a través de una actividad lúdica y comunitaria nuestro derecho a usar racionalmente los espacios donde vivimos y la libre difusión de ideas. Vamos a subirnos a un caballo, a ponernos la cota de malla y a buscar esa maldita ordenanza, y todas las que haya, y nos vamos a aprender la Constitución, cada epígrafe, capítulo, versículo y letra pequeña. Vamos a aprender a proyectar sin tocar su absurda propiedad privada y SEGUIRÁ HABIENDO CINE. Esperamos que entendáis que este viaje caballeresco nos llevará algunas semanas así que de momento está cerrado por vacaciones, pero no hemos bajado el telón, sobre todo porque después de este atentado contra la libertad de expresión, AHORA SOMOS MÁS.

4 Respuestas a “Nos quitaron el cine, vecina

  1. Pingback: Nos quitaron el cine, vecina | Toma los barrios | asamblea popular de Chueca

  2. Esto sólo puede hacernos más grandes. Creo que debemos recibir este ataque como algo positivo. Ya no somos cuatro que se reunen a beber y fumar, ahora compartimos pensamientos, somos capaces de organizarnos y disfrutar de la calle sin la necesidad de depender de las atracciones del ayuntamiento para pasar el verano. Esto es el principio y ahora que molestamos pues molestemos mucho más. Es gracioso que sean ellos siempre los que nos hagan encender la llama y no aprendan. Estoy deacuerdo con lo de aprender de los errores pero la calle es de todas y vamos a aprender a usarla sabiendo cuales son los límites que nos impusieron en algún papel escrito en forma de “ley” algún día en el pasado, para OBLIGARLES a volver a escribir en ese papel una nueva ley: la de TODAS.

  3. Sólo un par de recomendaciones, que imagino ya habrán salido en espacios de libertad varios : de audición obligada El Salve de la Polla y la biliografia completa de Philip Q Dick y tambien mis condolencias a la par que mi apoyo al cine y resto de maravillosas iniciativas. Un abrazo.

  4. Hola compañerxs. Hoy he leido en vuestro blog que la policía no os dejó realizar el cine popular que habíais organizado. La verdad es que me ha indignado bastante la noticia y apoyo la lucha para exijir el uso de los espacios públicos que nos pertenecen. Este sábado las Asambleas de Aluche y Carabanchel hemos organizado un mercadillo de trueque al que, por supuesto, estais invitados http://www.facebook.com/event.php?eid=197083593679616. Hemos solicitado por registro en el ayuntamiento el permiso, pero no nos han contestado aun y no sabemos si con esto es suficiente. He leido en vuestro blog que lo policias hablaban de una ordenanza misteriosa ¿Alguien podría ayudarnos y decirnos algo sobre esta misteriosa ordenanza? aluche.gtmambientayvivienda@gmail.com

    Muchas gracias, animo y un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *