Comunicado de denuncia ante la agresión a dos vecinos, así como lo ocurrido la semana del 16 al 21 de agosto

Share
Print Friendly, PDF & Email

Comunicado de denuncia ante la agresión a dos vecinos, así como lo ocurrido la semana del 16 al 21 de agosto

La Asamblea Popular de Lavapiés, reunida el 20 de agosto, quiere denunciar la agresión sufrida por dos de sus vecinos. Los hechos ocurrieron la madrugada del 19 de agosto al 20 de este mes en la calle de Fuencarral. A la altura del metro de Tribunal, tres personas de nuestro barrio se cruzaron con un hombre con una bandera del Vaticano. Uno de los compañeros le dijo: “Feliz vigilia, amigo”. La respuesta del abanderado: “¿Algún problema?”. “Sólo que feliz vigilia, amigo”. Se acercó el que llevaba la bandera, intentando poner la mano en el pecho nuestro vecino para separarle, fue respondido con un puñetazo. Ante esto, el otro chico intervino con violencia, y la compañera intentó mediar, siendo empujada por el hombre con la bandera vaticana. Como no se podía mover, llamaron a un SAMUR para que la atendiera, personándose la policía. Los incidentes han sido registrados  y puestos a disposición legal y judicial.

 

Desde la Asamblea queríamos dejar constancia de este altercado puesto que nos parece significativo por varias razones. La primera que anteriormente a la visita papal ya se estaba “calentando” el ambiente, haciendo descalificaciones que llevaron al apuñalamiento de un hombre con carteles en contra de la visita del Papa, o la detención de un joven voluntario de la JMJ ante un supuesto acto terrorista contra la manifestación laica del día 17 de agosto. La segunda,  porque es desde las instituciones que se está haciendo todo tipo de comparaciones entre los indignados, el Papa y los peregrinos (véase la entrevista a Ana Botella, o la petición de Francisco de Granados).

 

Queremos dejar bien claro que la Manifestación convocada el día 17 de agosto, apoyada desde nuestra Asamblea contra el dispendio público, estaba convocada por más de 150 organizaciones de todo tipo y calado. Que el hecho de vincularla con el 15-M y los “indignados” es simplificar la información. Que las personas que allí nos manifestamos lo hicimos a título individual. Que aquellas que nos vinculamos con el movimiento 15-M no nos sentimos representadas, a título público, con ninguna religión y creencia. Consideramos que esas creencias están muy bien llevadas a título personal y privado, tal y como recoge nuestra Constitución en el Art. 16. 3 donde se especifica claramente que el Estado español es aconfesional.  De esta manera, respetamos todas las creencias y religiones.  No consentiremos que se nos cuelgue ningún tipo de etiqueta que nosotras mismas no hayamos asumido por el método del consenso y el asamblearismo, en caso de que lo consideremos oportuno.

 

Nos consideramos contrarias al uso de la violencia. Por ello, lo ocurrido durante la tarde de los días 17, 18 y 19 de agosto nos parece vergonzoso. No haremos en este pequeño comunicado un juicio de valor sobre quién empezó, sobre si fueron los peregrinos, los indignados o incluso los cuerpos de seguridad del Estado. Reflexionaremos con calma sobre la brutalidad represiva que hemos visto estos días en laPlaza de Sol y las calles aledañas y de cuyos ejemplos audiovisuales hemos tenido tristes muestras. Tan sólo indicar que aquellos que tienen legitimado el uso de la violencia, tienen que ejercerla de manera coherente y razonada (si ello puede hacerse). No valen argumentos infantiles para justificar agresiones desmedidas a personas desarmadas. Apoyamos, por tanto, todas aquellas acciones que exigen justicia y reparación a las compañeras represaliadas y detenidas, así como la petición de la dimisión de las autoridades competentes.

 

A pesar de nuestra pena, y en ocasiones rabia, más incomprensión, seguimos construyendo, hacia delante y en positivo.  Desde Sol se convoca para el 21 de agosto una Asamblea General como todas: incluyente. Porque la plaza, y las calles, nunca han sido de nadie. Tampoco la voz del pueblo. Alza la tuya.

En Lavapiés, a 20 de agosto de 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *