Intervención ciudadana en los distritos

Share
Print Friendly, PDF & Email

Desde varios grupos de las asambleas locales del distrito de Fuencarral, nos planteamos, al igual que están haciéndolo otras asambleas  de otros distritos de Madrid, la importancia de que la ciudadanía utilice los cauces institucionales existentes en los distritos, como espacios de intervención política directa. Por ello hacemos llegar esta propuesta a todas las asambleas para que las acciones que se planteen se realicen de manera global, coordinada y conjunta en toda la ciudad, dándole así mayor fuerza y repercusión.

 

Sabemos que las Juntas Municipales son organismos desconcentrados, no descentralizados, y carecen, por tanto, de competencias municipales suficientes, pero sabemos también que a pesar de ello, es la unidad administrativa-política más cercana a las personas, y donde éstas podrían tener más capacidad de movilización y de presión para otros cambios.

 

Sabemos también que desde hace tiempo, han sido las asociaciones vecinales las que han estado trabajando en este ámbito, en muchas ocasiones con escasa cooperación ciudadana, y que lo poco o mucho que en cada distrito se haya podido conseguir, hay que agradecérselo. Por ello, nos planteamos un trabajo colaborativo con todas las asociaciones que lo deseen.

 

Conocemos el Reglamento de los Distritos y el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana (ROPC), y creemos que existen herramientas suficientes para conseguir aumentar la participación activa de la ciudadanía, y con ella, la presión suficiente para conseguir una descentralización del poder político hacia los barrios y los distritos, incluyendo un aumento del presupuesto municipal  manejado por estos.

 

En este marco, las asambleas del distrito de Fuencarral (distrito8.15m), estamos  preparando  algunas iniciativas de acción para realizar a partir de septiembre, con la idea de hacerlas extensivas a todos los distritos, en un marco de acciones a corto, medio y largo plazo.

 

Comenzaremos por la asistencia al Pleno de Constitución de la Junta, donde se establecerá el calendario y horario de las reuniones de los Plenos, y que entendemos que deben realizarse “en horario de tarde para facilitar una mayor presencia vecinal”, como dice el artº 8.5º del Reglamento de los Distritos.

 

Caso de que se decida un horario incompatible con la presencia vecinal, comenzaremos una recogida de firmas y otras acciones que prepararemos convenientemente en su momento.

 

Si en un tiempo prudencial (pongamos que hasta finales de año) el horario siguiese siendo el mismo, deberíamos pasar entonces a una acción coordinada de todos los distritos, con alguna acción ante el Pleno del Ayuntamiento.

 

Paralelamente, iremos estudiando otras acciones para desarrollar algunas de las herramientas del ROPC, como el

Derecho de petición (artº 12 y 13) [1]

Derecho de participación en los órganos del Ayuntamiento (artº 16)

Derecho de iniciativa (artº 19, 20 y 21)[2]

Derecho de propuesta (artº 22)

Derecho a la consulta ciudadana (artº 23,24 y 25)

Derecho a la audiencia pública (artº 27)

 

Nuestro objetivo a largo plazo es diseñar otro modelo de participación donde realmente podamos tener protagonismo y poder de decisión. Pero todo esto requeriría de un trabajo coordinado con las asambleas de los otros distritos, por lo que una opción podría ser la de proponer la constitución de un subgrupo en el seno de la asamblea de política a corto plazo con los barrios y pueblos, que tendrá su primera cita el próximo jueves 1 de septiembre, como sabéis, en la plaza de Ópera, a las 19 h. (podéis ver más información aquí). Y también estaría bien hablar de ello en la APM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *