Las expulsiones de familias vuelven a la “calle de los desahucios” de Torrejón (Martes 10 de Enero)

Share
Print Friendly, PDF & Email

Martes 10 de enero de 2012. 8h. C/Soria, 7. Estación de Cercanías Renfe de Torrejón de Ardoz

A finales de noviembre de 2011, la calle Soria, en Torrejón de Ardoz, saltó tristemente a la fama por albergar un buen número de familias modestas en riesgo de perder su vivienda. El 23 de ese mes la Asamblea del 15-M de la localidad y la PAH no consiguieron frenar la expulsión de Consuelo en su segundo intento de desahucio, algo que sí lograron al día siguiente con Luis Méndez, un trabajador de la construcción en paro procedente de Guinea Bissau. Gracias a la solidaridad de sus vecinos y vecinas, Luis ha podido pasar las fiestas navideñas en su único hogar, donde reside con sus hermanos, pero ahora se enfrenta al segundo intento de desahucio, que la comisión judicial firmó para el próximo 10 de enero. La PAH y la asamblea popular del municipio, conscientes de que las segundas tentativas son más difíciles de paralizar, redobla su llamamiento para participar en una acción que comenzará ese día a las 8h ante la vivienda amenazada, en la calle Soria, 7. Personas de la asamblea conducirán a los solidarios que lleguen en el Cercanías de RENFE desde la estación de tren hasta el lugar de la acción.

La de Luis, de 45 años, es la historia de tantos otros que, huyendo de las duras condiciones de su país, se instalaron en España en la época del boom inmobiliario. Tras llegar a nuestro país gracias a un proceso de reagrupación familiar, en 2002 compró su actual piso, que hipoteca con la antigua Caja Madrid por un valor de 109.502 euros. Entonces tenía un trabajo estable, pero en 2009 la empresa se quedó sin obras y no renovó su contrato. De pagar una letra de 500 euros pasó a pagarla de 700 euros, para bajar hasta los 400 euros cuando se quedó en el paro. Dejó de pagar sus mensualidades cuando se le acabó la prestación de 800 euros que cobraba como desempleado. Entonces tuvo que elegir entre seguir engordando las arcas de la antigua caja de ahorros o mantener a una familia compuesta por su mujer y ocho hijos, de edades comprendidas entre los 16 años y un año. Actualmente, todos ellos se encuentran en Senegal, y Luis, que vive con sus hermanos en Torrejón, no sólo no puede ayudarles económicamente sino que, si pierde su única vivienda, se quedará con una deuda de por vida.

Acompañado por personas de la Asamblea del 15M, el pasado 3 de enero acudió por última vez a Bankia para buscar una solución a su caso, algo que se puede concretar en la condonación de la deuda y el pago de un alquiler asequible. Como en ocasiones anteriores, el banco que dirige Rodrigo Rato rechazó cualquier tipo de negociación.

Las actuales leyes empujan a la marginación social a miles de familias en situación vulnerable como la de Luis. Es hora de poner fin a una sangría que, tal y como muestran los datos del Consejo General del Poder Judicial, se concreta en 40 desahucios al día de media en la Comunidad de Madrid, una cifra que no tiene visos de reducirse en los próximos meses. Por ello, exigimos una moratoria de los desalojos y la regulación inmediata de la dación en pago con carácter retroactivo.

¡Stop Desahucios! ¡Junt*s podemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *