Propuesta de estructura en Asamblea Popular de Arganzuela

Share
Print Friendly, PDF & Email

Compas, a continuación una propuesta para el primer punto de “Problemas AGZ”: estructuración temática de la asamblea o como tratar de evitar la endogamia (desarrollo y matización de lo que expusimos en mi grupo)

Premisa (objeto de la asamblea): ¿concebimos la asamblea solo como un órgano de decisión e informativo, o también como un espacio para el debate, propiciador de la reflexión, un espacio para la comunicación entre las personas y la búsqueda colectiva de soluciones a problemas comunes? Si se piensa que es solo un órgano de decisión, ¡no seguir leyendo!

Objetivo de la estructura propuesta: minimizar y acotar el tiempo dedicado a definir y mejorar la organización de la asamblea, aumentando el tiempo dedicado a los temas de fondo (política, economía, sociales, medioambientales, etc, vamos, los que motivaron la creación de la Asamblea) y los proyectos emprendidos (¿generados, de un modo u otro, por esos mismos temas de fondo?), pero reconociendo la importancia de contar con una organización eficiente que facilite la realización del objeto de la asamblea.

En base a lo anterior, propongo que adoptemos la siguiente estructura general y orientativa, siempre manteniendo una actitud flexible que nos permita adaptarnos a las necesidades que la realidad presente:

1. Dedicar a asuntos organizativos una asamblea al mes como máximo. ¿Qué se entiende por asuntos organzativos? Pues decidir horarios, ubicación y formato de los contenidos de la asamblea o la relación entre los diferentes grupos de trabajo que la conforman, confiando los asuntos organizativos internos de los diferentes grupos de trabajo a ellos mismos. En una frase, si el tema solo le puede interesar a aquel que forma parte de la Asamblea, creo que es organizativo.

¿Por qué? Tratar los temas organizativos en un hueco cada asamblea, sobre la marcha, se ha demostrado poco efectivo porque no acaban de resolverse. Idealmente, de este modo la frecuencia de las asambleas organizativas se iría reduciendo con el paso del tiempo, y al cabo de cierto tiempo, solo se requerirían pequeños retoques.

2. Dedicar al principio de cada asamblea, incluida la organizativa, si la hubiese, un espacio de media hora aprox. para la coordinación (por ejemplo en caso de asambleas interbarrios, para la APM, o acciones-movilizaciones “masivas”, tipo 15-O o similar). En función de las necesiadaes (APM o no, por ejemplo), la duración de este bloque sería variable, claro. También tendría cabida en este apartado la información de los grupos de trabajo que fuese de interés para el resto de la Asamblea, expuesta de modo conciso y que se hubiera comunicado previamente a Dinamización para la elaboración del orden del día (si Dinamización trabaja en la elaboración de un orden del día, no es lógico que éste se vea puesto en duda o invalidado porque en el momento mismo de celebrarse la asamblea haya diferentes peticiones de un espacio de tiempo para un grupo u otro).

3. Dedicar el resto del tiempo, una hora y media o dos aprox. por asamblea (de las no organizativas) a:

3.1 Debate de la propia Asamblea (con un ponente-experto externo o sin él) sobre aquellos temas de fondo que se consideren de importancia, aquellos que motivaron su creación y los relacionados directamente con ellos. Este espacio podría servir también como espacio de información al público en general que pudiera pasarse por la Asamblea.
3.2 Reflexión-análisis de los proyectos emprendidos por la asamblea (acciones, etc) en las áreas de interés común, que generalmente habrán sido originados de debates/reflexiones, pasadas o futuras, evaluando los resultados obtenidos, viendo posibilidades de mejora, de aumentar el impacto o la proyección exterior de los mismos, etc
Evidentemente, con esta estructura, Dinamización tendría un papel activo fundamental en la orientación de las Asambleas, al elaborar el orden del día (¿quizá motivo de reflexión dentro del propio GT de Dinamización?), a desarrollar con la colaboración de todas las personas y grupos de trabajo, recordando que Dinamización somos todxs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *