La ILP y el criterio de oportunidad

Share
Print Friendly, PDF & Email


Que PPSOE decidan ahora prestar atención a la tragedia de los desahucios cuando llevan ya años de complicidad con el lobby de los bancos no es sino fruto de la presión social. Solo la imposibilidad de cerrar los ojos al drama social que suponen estos desahucios les ha motivado a darse por aludidos. Desde la asamblea popular de Arganzuela nos solidarizamos, una vez más, con los afectados y damos las gracias a la Plataforma de Afectados por las Hipotecas por el gran trabajo que ha venido realizando estos últimos cuatro años. Queremos también sentir como una victoria el que por fin el debate político público se centre en esta problemática. Conscientes de que no hay lugar para la euforia pensamos que no debemos dejar de apreciar las pequeñas victorias que nos indican que la lucha sigue y consigue.
No hay lugar para la euforia porque sabemos que el criterio del PPSOE no será resolver el problema (sobradamente conocido por ambos partidos y que no han tenido interés en solucionar); sino intentar evitar la erosión que el foco social y mediático de los desahucios producen en su imagen. Sabemos que no propondrán una ley con carácter retroactivo, universal y que estimule el alquiler social de forma definitiva. Se limitarán a realizar una ley-parche suficiente para su cultura de escaparate y para acallar el clamor popular y sus maltrechas conciencias, obstaculizando una vez más la solución definitiva al problema. Nos ofrecen leyes de beneficiencia frente a derechos reconocidos en su constitución (vivienda).
En este contexto creemos que es especialmente oportuno presentar lo antes posible, la Iniciativa Legislativa Popular a favor de la dación en pago y el alquiler social en la que tantas hemos volcado nuestras fuerzas y expectativas. En todo momento respetamos el criterio y los tiempos que decida marcarse la PAH pero queremos señalar la oportunidad que supone en el momento actual presentar una ILP que ejemplifica ante la opinión pública lo que es una ley-parche y lo que es una ley con vocación de resolver problemas. No les permitamos mirar para otro lado, no les dejemos lavarse las manos.
Nosotras seguiremos recogiendo firmas hasta que sea necesario y trabajando en los casos de desahucios del barrio. Si bien nos preocupa que quizás en enero hayamos perdido una oportunidad de confrontación que no volverá. Tememos que la ILP llegue cuando ya nos hayamos comido su ley-parche: el momento es ahora. Entendemos que la PAH esta viviendo este mismo debate y queremos darle nuestro modesto apoyo y una pizca a esa inteligencia colectiva que guía nuestro trabajo en red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *