Resumen de la APM Extraordinaria del 25 de Mayo de 2013

Share
Print Friendly, PDF & Email
  1. Introducción y presentación de los objetivos y procedimiento de la asamblea.

21 asambleas asistentes al inicio de la APM (6:15 horas): San Blas, Tetuán, Moncloa, Chueca, La Conce, La Elipa, Las Rozas y Sierra Noroeste, Vicálvaro, Hortaleza, Moratalaz, La  Prospe, B. Pilar, Malasaña, Lucero, Retiro, Villalba, Móstoles, Villaverde, Mahadahonda, Lavapiés, y APM-Madrid-Sur.

 

Se realiza una breve reseña de los 2 años de la APM, con la evolución en su  procedimiento de toma de decisiones y sus perspectivas de desarrollo de cara al futuro.

 

  1. Presentación de las asambleas (3m cada una y carteles) Al final, interviene también un portavoz de las Ágoras para contar los avances de la evaluación del día 12.   Ver actas.

 

  1. Aportaciones al documento de síntesis sobre el debate acerca del 15M: Ronda por asambleas, siguiendo el guión de trabajo propuesto, en la que se recogieron los siguientes temas:

 

  • Valoración general del documento positiva. Buena síntesis de lo aportado, aunque no está recogida toda la profundidad de algunas de los trabajos realizados por asambleas participantes y resulta muy heterogéneo. Se valora también que la parte de balance es suficiente como para dar una idea de la evolución del movimiento hasta la fecha, pero que las propuestas pueden ser más precisas y hace falta seguir profundizando algunas de las mismas. No se hacen aportaciones nuevas (“nada a añadir”).

 

  • Varias asambleas valoran positivamente la publicación del mismo, especialmente la parte inicial del balance, siempre que se tenga en cuenta que es un documento interno y que para darlo a conocer al resto de la sociedad habría que revisarlo e introducirlo (explicar qué es, cómo se ha hecho, qué pretende) y marcar también los logros de estos dos años para que no resulte muy negativo. Se plantean fechas de Septiembre-octubre para la difusión.

 

  • Sobre las propuestas de futuro:

De las 21 asambleas asistentes, 12 reflexionan sobre las propuestas, plantean las que precisan más debate y las prioridades de cara a continuar trabajándolas conjuntamente en la APM. El resto no han abordado esta parte del documento aún o no tienen consensos al respecto.

 

Aparecen 3 ámbitos de acción que parecen requerir más debate y de forma más prioritaria: los objetivos políticos del movimiento y nuestra posición ante la acción política a corto plazo; la organización interna; la visibilidad y difusión de las acciones.

Se plantea la necesidad de establecer un calendario para abordar las 3 áreas de trabajo. Las demás propuestas son aceptadas pero para trabajarlas a nivel sólo asambleario o más adelante, de forma secundaria.

 

  • Los objetivos políticos son prioritarios para todas las asambleas y en general se ve adecuada la simultaneidad del trabajo sobre objetivos globales (de cambio de sistema y de definición de sociedad alternativa) por un lado y de los objetivos de intervención a corto plazo (reformas del sistema) por otro (o también: 1º lo global y 2º lo inmediato). Pero se llama la atención sobre la importancia de continuar la reflexión y el debate sobre las diferentes opciones para intervenir directamente en la política representativa, de cara a las siguientes elecciones. Se dice que es necesario ese debate, pero que hay que abordarlo con calma, haciendo énfasis en nuestros principios (“ética” del 15M).

 

  • La Organización interna se plantea como una prioridad también, contando con el proceso de evaluación sobre el procedimiento de trabajo en la APM que ya está abierto y en el que se tratarán los aspectos relacionados con las portavocías (internas y externas), la comunicación y visibilidad de la APM, la integración de más asambleas, etc.: hay que ponerle fechas.

 

  • La visibilidad y difusión en general de nuestras acciones preocupan igualmente a las asambleas y se destaca la necesidad de continuar con la labor formativa (pedagogía de asamblearismo). 

Se concluye con un rápido resumen de las valoraciones, que se ampliará en la siguiente APM, y acordando tratar el calendario de actuaciones y debates en esa misma reunión, el domingo día 2 de Junio. Las Asambleas que no trajeron valoración se la aportarán entonces.

 

    1. Turno cerrado (5m) de intervenciones individuales sobre el documento y  sobre cuestiones varias.

    Finaliza la asamblea a las 8:45.

     

     DESGLOSE DE LAS PROPUESAS A VALORAR Y PRIORIZAR PARA SU DEBATE Y DESARROLLO

    II.1 Conocimiento de la realidad:

    • Continuar con las charlas, los debates internos sobre política, economía, sanidad, educación, etc.  que han servido  para ello. Hacerlo partiendo de análisis de errores previos (evaluar estas herramientas antes de preparar otras nuevas.

     

    • Crear Escuelas de Adultos y Plataformas de asociaciones vecinales en nuestros barrios, para informar y formar interactuando con los demás ciudadanos.

     

    • Coordinar la labor de información y reflexión entre todas las asambleas: proponer un espacio de trabajo desde la APM para realizar un análisis de la realidad compartido, común, entre todas las asambleas.

    II.2. ¿Debemos debatir y formular objetivos políticos propios?

    Simultanear el trabajo en las dos líneas de trabajo abiertas (reformismo o cambio radical del sistema) manteniendo tanto la actuación inmediata como la  profundización en nuestros objetivos políticos globales:

    1. A corto plazo, no abandonar las acciones de respuesta directa, de rechazo y reivindicación, pese a ser acciones de tipo reactivo y poco proactivo.  Hay que mantener el nivel de intervención con peticiones de cambio parcial, aunque no sea sistémico, para evitar males mayores y el sufrimiento inmediato de los ciudadanos, construir  solidaridad ciudadana y conciencia política crítica.

     

    • Algunas asambleas plantean generar un frente de acción común basado en un “decálogo” de transformaciones-reformas inmediatas necesarias. Se elaboraría con la participación de todas las asambleas y otros actores sociales conforme al modelo asambleario. Este conjunto de medidas incluiría, entre otras: cambio en la ley electoral, la separación iglesia-estado definitiva, reforma fiscal, banca pública, refuerzo del sistema público de servicios (educación, sanidad, pensiones, seguro desempleo, asistencia social, etc.).

     

    • También se está planteando constituirnos en “sujeto político” para intervenir en la escena política actual: hay varias asambleas que coinciden en ver útil el hecho de dotarnos de alguna modalidad de“personalidad jurídica” que facilite la participación en el modelo actual de funcionamiento político para cambiarlo “desde dentro”. No obstante, hay controversia sobre qué tipo de sujeto (organización, plataforma, partido) y sobre el hecho en sí:  hay asambleas que no comparten esta propuesta, especialmente si va orientada a constituir partidos, por lo que supone de aceptación del sistema representativo y de inevitable renuncia a nuestros valores esenciales y a la transformación del sistema en sí mismo.  

     

    1. A largo plazo, plantear cambios en el sistema general, socioeconómicos y políticos profundos, por lo que habría que seguir trabajando a nivel de 15M, colectivamente, en la definición de:

    Un modelo alternativo de sociedad, utopía, que nos convenza a todxs.

    Una propuesta de estrategias generales de intervención para determinar cómo alcanzar los cambios necesarios para dar paso a dicho modelo de sociedad nueva.  Construir conciencia crítica y alternativa creciente en la sociedad. Fijar criterios y prioridades para ello; mostrar las contradicciones del sistema y partir de ellas para producir el cambio.  Identificarlas y definir acciones específicas contra ellas. Determinar nuestra fórmula de intervención en el sistema (ver apt. A). Las acciones concretas de carácter político que permitan desarrollar dichas estrategias, con un calendario (faseadas) y una organización de acción.

    II.3. ¿Debemos mejorar las formas de organización del 15M?

    1. Seguir mejorando las existentes:
    • APM: la participación en la evaluación del procedimiento de funcionamiento de la APM podrá aportar mejoras en la agilidad y rapidez de la toma de decisiones sin renunciar a su carácter horizontal y democrático. 

    Dar más flexibilidad a los portavoces para que, en el marco del mandato de su asamblea,   puedan avanzar en la convergencia con las demás y que la APM pueda tener portavoces propios en otros marcos de coordinación. Mayor relación de la APM con otras asambleas y estructuras organizativas de ámbito comunitario, estatal e incluso internacional.

    • Continuar fomentando el compromiso con las estructuras, tanto sean asambleas locales, la supralocal de la APM, o como cualquier otro grupo de trabajo ya creado, Hay que mantener y reforzar las propuestas activas, el modelo de consenso, el principio de igualdad en la toma de decisiones y la inclusividad.

     

    1. Avanzar en aquellas fórmulas organizativas que agrupen fuerzas, no generar nuevas formas que las dividan. Será crucial en los próximos meses generar sinergias entre los distintos grupos  promotores de ideas y acciones evitando la fragmentación del movimiento. 

     

    1. Avanzar hacia modelos de unión de colectivos y grupos de barrio, fomentando la colaboración entre estos ellos y creando redes de ciudadanos. Debemos seguir manteniendo la idea de ser nexo de unión entreéstos, estén organizados o no.

     

    II.4. ¿Debemos mejorar la planificación y gestión de las acciones concretas?

    1. Avanzar en la reflexión y evaluación posterior y en la unión de fuerzas. Hay que intentar realizar menos acciones pero hacerlas más multitudinarias.

    b. Elaborar criterios para “seleccionar”  las acciones a proponer o en las que participar. Dichos criterios podrían ser:

    • Que la acción o movilización venga precedida de análisis que nos permitan destapar las causas de los problemas que pretendemos afrontar o, en su defecto, que haya posibilidades de explicitarlo si lo hemos hecho nosotros a lo largo de la acción.
    • Que tenga un enganche claro con nuestros objetivos de fondo.
    • Que tenga una metodología de proposición, debate, ejecución y evaluación acorde con nuestras formas organizativas asamblearias. O, en su defecto, que, aunque no sean plenamente acordes con ellas, ofrezcan posibilidades de actuar y promocionar las formas asamblearias.
    • Que plantee el ampliar, agrupar y conectar el movimiento o permita intentarlo.

     

    II.5. ¿Debemos mejorar nuestra visibilidad y repercusión mediática?

    1. Llegar a más colectivos, de diferentes espectros sociológicos y especialmente a los jóvenes. Nuestra presencia en centros educativos puede ser importante, así como diseñar más acciones para darnos a conocer públicamente.
    2. Más presencia en las redes sociales, elaborar más vídeos propios y optimizar las nuevas tecnologías a nuestro alcance. Para ello quizá se podría formar con más cursos a los participantes de las asambleas ycoordinar las comisiones de comunicación de las mismas, así como reforzar la de la APM.
    3. Potenciar el carácter pedagógico, no sólo el informativo, de nuestro trabajo mediante la creación de Escuelas de Barrio o Universidades populares y coordinarlas en una red a nivel regional.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *