La privatización de la Sanidad Pública avanza sigilosamente. #SanidadPública

Share
Print Friendly, PDF & Email

Desde hace tiempo, una alianza económica (empresas de informática, de tecnología, farmacéuticas, fondos de inversión, grupos de comunicación,..) está controlando las políticas sanitarias de nuestro país. Están preparando el desarrollo del TTIC (Tratado de libre comercio  entre EEUU y la UE). Entre sus objetivos están:
 – Controlar la información del Sistema Sanitario Público : estado de salud de la población, recursos utilizados…

  – Obtener beneficio económico a consta del presupuesto público.

– Obligar al  SNS a adquirir costosos productos tecnológicos, farmacológicos…

  – Controlar la planificación estratégica, la gestión y el funcionamiento de los servicios asistenciales, a través de las UNIDADES DE GESTIÓN CLÍNICA (UGC).

Como parte esencial de esta estrategia, las UGC tienen la misión de privatizar la gestión de los servicios asistenciales hospitalarios y de Atención Primaria, modificando su estructura organizativa y funcional.

Tanto el Ministerio de Sanidad, como otros actores entusiasmados con esta idea, la presentan como fórmula para mejorar la eficiencia del sistema, y aseguran que no tendrán personalidad jurídica propia, ni gestión privada directa, pero  no seamos ingenuos a estas alturas, la finalidad  real se centra en avanzar en la privatización de manera sigilosa, manipulando a los profesionales  para  que sean cómplices de ello.   Las consecuencias  serán mas que negativas:

  – Desregulación y privatización del sistema sanitario : fragmentación en múltiples empresas  que competirán entre sí siguiendo criterios mercantilistas, desapareciendo los principios básicos de EQUIDAD, JUSTICIA SOCIAL y SOLIDARIDAD..

  – Las decisiones clínicas se someterán a las políticas empresariales: ya se ha modificado el Estatuto Marco  para adaptarlo a las UGC. Los trabajadores no serán estatutarios ni funcionarios, por lo que desaparece la garantía de independencia política y empresarial.

     – Riesgo de desaparición de la Atención Primaria, cuya actividad quedará sometida a los intereses empresariales, con la función de realizar el cribado de pacientes y patologías atendiendo a criterios de rentabilidad (selección adversa), con total desintere por los programas comunitarios de prevención y promoción de la salud.

     – Aumento del gasto sanitario innecesario: aumento del aparato burocrático administrativo ( cada UGC requiere  sus técnicos de gestión…..), uso intensivo de alta tecnología…

     – Pérdida de calidad, seguridad y accesiblidad para los ciudadanos, especialmente aquellos aquejados de patologías no rentables económicamente.

Debemos defender:

   – La gestión clínica como concepto : participar en la gestión con la evidencia científica, haciendo un uso adecuado de los recursos y favorecer la autonomía en la toma de decisiones.

   – Esta gestión no requiere cambios organizativos  en el sistema sanitario, que mantiene una estructura sólida.

   – Mejorar y modernizar nuestro sistema , debiendo ser  obligatorio que todos los trabajadores del sistema  participen de forma activa en el .

   – No fragmentar, sino INTEGRAR todos los recursos con coordinación y cooperación ( centros de salud, hospital, servicios municipales, sociales, AAVV,……).

– Fomentar la participación ciudadana , para ello es imprescindible  proporcionar información clara  y veraz.

– Gestión  con independencia política.

 – Evaluaciones periódicas transparentes, tanto de los resultados económicos y en salud de los trabajadores, como de los directivos y gerentes…

   – Auditorias serias  en todos los servicios ya privatizados 

   – No es posible realizar ningún cambio de relevancia si primero no se acaba con los recortes indiscriminados que están destrozando nuestro sistema público.

(Texto/resumen de la Temática sobre la Sanidad Pública – Unidades de Gestión Clínica de nuestra asamblea realizado por la Dra Ramos, que formará parte de los textos de trabajo de la próxima asamblea del sábado)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *